… Y por fin te llegó la prisa.

… Y POR FIN TE LLEGÓ LA PRISA.

– Dónde está el cliente que pasó la propuesta el año pasado? Puedes llamarlo a ver si podemos retomar el tema?.

– Necesito que hablemos del precio de mi casa …Cuando puedas me llamas.

– Te llamo para que me digas si la casa ahora vale menos que el año pasado?.

– Quiero que hablemos para vender mis propiedades. Finalmente todos nos pusimos de acuerdo en el precio.

– Antes no tenía prisa por vender pero quisiera ver las posibilidades de hacerlo en este tiempo.

– Realmente crees que es podemos vender?.

– El cliente que vino el año pasado ya compró? El que vino varias veces y pasó esa oferta…

 

Mientras recibía estas llamadas, solo pensaba en mi insistencia para que vieras el valor del tiempo en las ventas. De cuando te hablaba sobre las ofertas del mercado comprador vs las tasaciones. De las veces en las que te presentaba el análisis comparativo con las ventas más recientes de tu sector. De las ofertas que te presenté y no quisiste aceptar. De los planes de promoción y lo que sucedía cuando el precio del inmueble no se ajustaba a la demanda del mercado comprador. Las veces que te escribí de lo importante de que todos estuvieran de acuerdo en la venta y precio del inmueble. De los recortes financieros enviados donde se explicaba la devaluación del peso y cómo esto afectaba el precio de tu vivienda . Las veces que te hablé de tener la propiedad preparada y lista para ser vista por el cliente comprador. Sobre las estadísticas de las veces vistas de mi promoción por redes. De mis visitas donde  hablábamos de la calidad de vida que necesitas junto a los tuyos. De como sentía que pensabas que eran estrategias de venta y no la verdad. Del momento que me decías que «no tenías prisa por vender… Y por fin te llegó la prisa.

Qué podemos hacer?.

Volver a los inicios. Hablar y recuperar el tiempo perdido. A medir la necesidad y urgencia de esta venta. A identificar el nuevo cliente comprador. A establecer nuevas estrategias de ventas para el mercado con interés en inmuebles como el tuyo. A generar negocios y por ende a conseguir nuevos clientes. A verificar el status de tu inmueble y ajustarlo a los tiempos actuales. A ponernos de acuerdo y juntos crear el mejor plan de ventas dirigido al logro. A comenzar de cero como si nos acabáramos de conocer pero con la confianza esta vez en que lo vamos a lograr como expertos. A ser exclusivos: tu para mi y yo para ti. Sin dudas, sin miedos, sin distancias. Solo vamos a confiar en todo y en todos. Esa es la clave.

Elizabeth.