Si. Acepto esta casa.

Cuando dijo: “Si. Acepto esta casa”, todos brincamos de alegría.

No hay comparativa que pueda cubrir una fotografía, un video, un mensaje de voz o un WhatsApp que vivir el momento mágico cuando un cliente pasea por un inmueble y su corazón latiendo a prisa, su lenguaje de señas y su mirada indican que encontró la casa de sus sueños. Cuando dijo:” Si. Acepto esta casa”, lo dijo todo.

Me llamaron el jueves 26 de abril a las 10:46 pm después de haber encontrado en mi página web el apartamento. Al escribirme indica que lo encuentra bonito y pregunta si ” la propiedad se encuentra como se ve en las fotos”. Recuerdo que estaba en una reunión con los amigos del colegio cuando les comenté sobre el WhatsApp a esa hora y la necesidad de los clientes de tener respuesta inmediata.

No le hice caso al escrito. Al otro día temprano, vuelve e insiste que lo quiere ver. Coordinamos encontrarnos el sábado a las 10, pero no pudo. Su trabajo repentino le impedía salir hasta el martes.

Coordinamos vernos el martes a las 2 pm en el mismo edificio. Varias preguntas para verificar lo que busca y coordinamos.

Un 4to piso de 2 habitaciones y 2 niveles. Bien cuidado. Vacío y limpio ya que los propietarios se acaban de mudar a su nueva casa. Precio para escuchar ofertas y buena ubicación.

Desde que entraron comenzaron las preguntas curiosas: ” Cómo están los papeles?”, ” Dejan las cortinas”, ” Es bastante ventilado”, ” Se negocia algo?”, Por qué se mudaron?”, ” Ya estoy pre-aprobado en el banco“, ,… preguntas con respuestas inmediatas.( Hummm… algo me dice que les gusta y debo cubrir las objeciones con respuestas inmediatas para lograr el si.)

Comencé a pedir copia del título, información de precios exactos, datos hipotecarios, pago del mantenimiento, lo que cubre y hablar del beneficio de vivir en la zona, si se quedan los aires o abanicos… Todo a mano para responder cualquier pregunta inesperada.

Al momento de subir al segundo nivel se abrió el cielo para ellos: sonrisas totales, miradas de complicidad, posibilidades de verse en ese espacio, los niños correteando y jugando. Todo el momento perfecto para ella mirarme a los ojos y decirme: Sabes que? Si. Acepto esta casa.  Una terraza abierta, la posibilidad de un BBQ, un jacuzzi, sus hijos jugando seguros, compartir con los amigos y familiares… todo tuvo sentido.

Todos aplaudieron dando la aprobación. Hubo videos, llamadas a familiares, explicaciones de la ubicación, las tiendas, la facilidad y cercanía, viendo posibilidades de cambio de colegio, ir a comer helado en familia, … Solo faltó el brindis.

TIPS DEL LENGUAJE DE UNA PERSONA QUE HA ENCONTRADO SU INMUEBLE IDEAL  

  • Si es una pareja, se miran y sonríen. Esto demuestra que están de acuerdo. Chocan los codos o los hombros. Andan juntos en todo momento recorriendo el inmueble. Si hay niños, los dejan jugar tranquilos .
  • Si es una persona sola. Recorre el inmueble y se queda callado. De repente hace una pregunta puntual : sus documentos, el precio, si aceptan oferta, el monto del mantenimiento, si tiene financiamiento.
  • Se detienen en el espacio que mas les llama la atención y comienzan a hacer planes dentro del lugar: En estudio o family room comienzan a hacer reparaciones o a “colocar” muebles.
  • Si está amueblado, se sientan relajados en un lugar donde puedan visualizar. Hacen planes de remodelación y mejoras.
  • Se concentran en detalles insignificantes para no demostrar que les gusta inmediatamente: Esa pared se ve algo manchada… tendrá filtración?
  • Se toman un tiempo revisando todo. Abren puertas, llaves de baños, prueban inodoros, todo lo pudiera ser una inversión extra.
  • Pueden durar desde 30 minutos hasta toda la noche conversando dentro del inmueble.
  • Comienzan a contarte de otros inmuebles que vieron pero que ” No los convencían”. Las comparaciones de este versus los demás apoyan y dan fuerza a su decisión de compra.
  • Sienten un “no se que” que no habían sentido en otro lugar: Una sensación, una paz, un sentimiento sin descripción. Yo les digo ” Un tilín en el corazón” y siempre dicen que si.
  • Agradecen: “Yo sabía que tu me ibas a ayudar”. ” Escuchaste todo lo que yo buscaba”. ” Eres mi agente ideal“.

 

Hoy presentamos propuesta escrita al propietario quien la ha aceptado. Tienen copia de los documentos y el viernes va el tasador. Ya la oficial de crédito está llamándolos para que “pasen por allá” a completar el expediente. Todo hasta ahora ha ido viento en popa. Esa boda va.

Me pueden hablar de mucha foto profesional, de videos espectaculares, de vivencias extra sensoriales y de realidad virtual. Nada, nada, nada, se compara con acompañar a un cliente en “vivo” cuando dice: Si, acepto esta casa.

Palabras mágicas para todos los involucrados.

Hablemos!

Sabemos transformar experiencias sencillas en extraordinarias.

EM