Ladrones del tiempo para vender tu casa

Me he detenido a conversar  con algunos clientes en el caminar de las captaciones y ventas recientes y ha salido el tema del tiempo perdido al querer vender o comprar  un inmueble.  La mayoría de ellos ha comenzado la venta o búsqueda solos entendiendo que no necesitan de un agente inmobiliario que les ayude en ese momento pero se han dado cuenta del tiempo perdido por hacer el camino sin ayuda.

Un mes de venta o de búsqueda les ha significado a muchos una cuota bancaria extra, un pago de mantenimiento de mas, mucho tiempo frente a una computadora, salidas innecesarias con muchos propietarios, llamadas sin sentido ni orden, el alza del dólar o simplemente la oportunidad de ganar tiempo. Y hablemos claro, una es la mirada de los propietarios o vendedores  y otra es la de los compradores. Esta vez les hablo a los propietarios quienes han decidido colocar a la venta su inmueble

5 simples pasos a tener una mejor gestión del tiempo y lograr la venta

  1. Empieza por lo más difícil: Arreglar la vivienda y organizar los documentos.
    Una vivienda arreglada para ser visitada por los clientes compradores debe estar neutra: organizada, limpia, con espacios libres de tránsito, correcciones realizadas, cocina, baños y clósets en perfecto estado, maderas pulidas, paredes pintadas y pisos brillosos.                                                                                                                                                                                                 En cuanto los documentos necesarios, ubicar el título de propiedad y su duplicado, radiación de la hipoteca en caso de haber saldado el préstamo, copia de los pagos bancarios, plano catastral si aplica, un juego de los estatutos de condominio y copia del último pago del mantenimiento ( si aplica), cédulas actualizadas y copia del acta de matrimonio, acta de defunción o la determinación de herederos. Cualquier paso listo y corregido es importante para evitar las objeciones naturales de los clientes compradores.                                                                                                                                                    Esto, dependiendo de las condiciones del inmueble y necesidades de arreglos puede tomarte 1 semana o 1 mes, pero te aseguro que valdrá la pena.
  2. Trabaja con un tiempo establecido  y agenda: Esto es vital para corregir y hacer cambios antes de que se venza el tiempo establecido por ti. En  l primer mes debe colocarse el letrero, surgir por esta acción una o dos llamadas ( aunque sea de la vecina curiosa) y una visita de un cliente. También debes colocar en los portales gratuitos y pagados la información del inmueble lo que debe generarte llamadas de clientes interesados.                                                                        Si no has recibido una reacción de esto, debes revisar que ha pasado. Muchas veces es el precio mal colocado ( en dólares pero es en pesos), la selección del cliente meta equivocado, una descripción equivocada y poco atractiva del inmueble, necesitas mover con mayor presupuesto el anuncio, o verificar si el letrero se ve desde la calle. Cada acción va generando una respuesta del mercado y si no la obtienes, algo ha estado pasando. No esperes que llegue el 6to mes sin hacer una verificación y escucha del mercado para que seas efectivo en la venta.
  3. No seas el hombre orquesta: Un abogado, un decorador, un plomero, un agente inmobiliario, un letrero. Uno de cada uno. Muchos clientes vendedores quieren hacer todo el trabajo para ahorrarse dinero y al final, si hubieran trabajado con su equipo de confianza, hubieran invertido menos dinero y tiempo.                                                                                            Recibir las llamadas, coordinar las citas, mostrar el inmueble, manejar las ofertas, hacer el contrato, lograr la publicidad efectiva, dar seguimiento a los clientes interesados, verificar si el cliente es apto para préstamo, arreglar la plomería, colocar el precio correcto del mercado comprador, buscar los documentos faltantes, además de tu trabajo natural y el de tu familia, limita las posibilidades de hacer un buen trabajo de ventas. Estos no son mas que ladrones del tiempo para vender tu casa. Zapatero a sus zapatos! 
  4.  Termina lo que empiezas: Si decidiste vender, no entres en el juego de que ahora si, mañana no. Hoy sigo con otro precio, mañana lo cambio. Hoy vendo solo, mañana la pongo en todas las inmobiliarias. Los tiempos colocados para vender ( un promedio máximo de 8 meses) ayudan a que cumplas pasos importantes y en un período corto.                          Si no estás seguro, es preferible que no comiences a vender.Colocar una propiedad en venta, un letrero, informarle a la familia que estás decidido, es un juego emocional que no solo te involucra a ti y a los tuyos. También involucra a los clientes interesados, a tus vecinos y a tu agente inmobiliario. Cada uno en su justa medida están jugando junto a tu indecisión de vender . Aqui salen muchas frases como “no tengo prisa”, ” a mi nadie me está sacando de mi casa”, “no le debo un chele al banco”. Si esta es una de tus conversaciones internas, entonces verifica para qué quieres vender. Escucha tus voces y decide con respeto y valentía si vas a comenzar o no el proceso de ventas. Es un juego emocional que debes controlar antes de comenzar.
  5. Disfruta el proceso:  Si ya entraste en el plan de vender, en la organización de la casa y documentos los tienes a mano y presupuestado, los pasos de la agenda se van cumpliendo según tus necesidades y lo que has acordado a cumplir se va dando, disfruta los arreglos. Si decidiste tener ayuda, llámalos mucho y verifica qué hacen para lograr tu meta de vender. Si no quieres ayuda y vas a hacerlo con tu esfuerzo, reconoce que el tiempo va a ir de la mano contigo. Las posibilidades de que lo hagas son mas lentas por lo que debes de disfrutar eso también.Sal a tomar un café o una cerveza con tus vecinos y pregúntales qué tal les ha ido con sus ventas. Ellos te pueden ir dando ideas de qué hacer en el momento en el que te encuentras con tu proceso ya que lo han vivido antes. La venta inmobiliaria es una ciencia y es un arte. Quién sabe que gran agente inmobiliario dormido tienes dentro de ti!

Te interesa la segunda parte sobre el cliente comprador?  Escríbeme para comenzar a trabajar en ella

Estamos para servirte!