La rutina de un agente inmobiliario

Emociones inmobiliarias
Una hora en la vida de un agente inmobiliario

LA RUTINA DE UN AGENTE INMOBILIARIO

 

Aquí  un ejemplo de la rutina diaria del agente inmobiliario :

  • Verificar la lista de los clientes a contactar de mi base de datos. Pongo mi taza de café, vaso de agua, preparo la agenda y comienzo las 5 primeras llamadas: Qué puntería. Todos no tomaron la llamada!
  • Recuerdo que el cliente de las 11 am quiere un apartamento con terraza de 2 habitaciones en RD$5.0 !Déjame buscarle en la página para coordinar una cita! Con terraza?…
  • Sigo con 5 llamadas mas: Uno me dijo que siiiii!! Coordinamos para la semana que viene.
  • Llamo al banco y aun no aprueban el financiamiento de la casa de Don Paco. Qué necesitarán para cerrar el caso?
  • Responde uno de los clientes que contacté ayer! Quiere ver la propiedad de Arroyo Hondo!!! Le busco en un ratico.
  • Sigo con 5 llamadas mas: Muchos saludos, mucho cariño. Están bien. No tuve referidos. Los voy a llamar en 3 meses.
  • El cliente quiere separar la casa de Juan Dolio! Déjame hablar con Katty para que cerremos mañana. El contrato? A qué hora?
  • Y este tapón a las 11 am? Pero será que los tapones ya son eternossssss
  • Debo enviar las fotos del apartamento de La Enriquillo para que lo digiten completo! En 5 minutos lo hago.
  • Cómo le digo al cliente que su casa debería de pintarla para que esté en mejores condiciones? Eso ayuda al precio. Le voy a dar la dirección del blog con los pasos para preparar su casa.
  • Le respondo a Don M.  sobre el plan de mercadeo de su propiedad antes de que firmemos. El 5% es innegociable.
  • Me llaman por un letrero de la casa en Villa Mella pero creía que el precio era mas bajo. Una casa con 700 metros de solar y cree que vale RD$3.0!! Pero será gratis que la quiere?
  • 5 llamadas mas: Solo uno me dió un referido. Bien! Lo coloco para llamarlo mañana
  • Las fotos!! No las he enviado! Me pongo en eso.
  • Otro banco aprueba el préstamo para Don Paco!! A cerrar!!!
  • Me ha devuelto el cliente sobre el apartamento que visité el lunes. Quiere hablar conmigo en la oficina. Cita el viernes a las 9 am. Coordinada!
  • Me depositaron el cheque!!!
  • Un cafecito mientras veo las redes. No se que poner…
  • El propietario no quiere firmar el acuerdo de ventas para el apartamento de Serrallés! No quiere dar exclusiva. No puedo trabajar sin ella.
  • A ver si aquí la pego con 5 llamadas mas: Otro referido. Que la llame mañana para los datos. Los demás en blanco…
  • La propietaria de El Millón no responde para coordinar la cita del cliente que ha aparecido de repente. Uff!
  • Me llama un compañero de oficina que su cliente quiere volver al inmueble que vió hace un mes para tomar decisión! Cuál será ese cliente? Lo reporté? Estará disponible esa casa?
  • El post en Instagram tiene 100 “vius” y solo tiene 30 minutos. Qué chulo!! Quién le habrá dado like? Déjame ver un chin…
  • La propiedad en El Millón  está buena… Déjame ver el precio de nuevo y llamar a la propietaria.
  • El propietario quiere 90 días para salir de su casa en caso de que compre la clienta. Creo que son muchos días. Déjame hablar con mi colega para que lleguemos a un término medio.
  • Me llamaron del colegio que la charla que voy a dar es a las 8 am. Dios mío, a qué hora la voy a preparar?
  • La reunión del equipo y los números planteados para cerrar el trimestre. Creo que vamos bien. Podremos llegar a la meta?
  • Esta propiedad tiene 5 meses listada y está fuera de precio. Déjame hablar con la propietaria a ver si llegamos  a un acuerdo. Ella quiere un 25% sobre el precio promedio de la zona. Creo que la voy a devolver. No hago nada con una propiedad así en mi listado.
  • El internet! Qué le pasa que está lento!
  • No llamé a la dueña de la agencia de viajes!! Mañana sin falta la llamo.
  • Ahora a llenar la base de datos con los contactados, los referidos y a preparar el listado de mañana.
  • Voy a llamar a 5 propietarios para darle estadísticas de sus propiedades. El seguimiento es vital para mantener las relaciones.

Todo este mar de emociones es un “chin” de la vida de cada agente inmobiliario. Faltan las emociones del cierre trancado por el comprador inseguro, la del cliente que no firma contrato hasta que su abogado no lo lea, de la captación que entiende que su precio está competitivo, las de compartir con otros agentes inmobiliarios buscando casas por un chat, las del cierre de la venta que tienes desde mediados del 2017, la del negocio que se ha salvado en “un hilito” porque el propietario ha cedido en el precio, la de la comisión cobrada que es distinta a de cuando se cae el negocio y la que se va a cerrar pero los papeles de la herencia aún no están listos.

Ese es un día cualquiera en la vida de un agente inmobiliario. Ay ombe! Y dicen que es fácil nuestro trabajo.

Hablemos!

EM