Hacer felices a los demás

Hacer felices a los demás.

El día 1ro de febrero, cumplo 19 años en una de las mas hermosas profesiones escogidas para el resto de mi vida que es la de ser Agente Inmobiliario RE/MAX.

En un inicio no entendía qué hacía ahí. Solo entendía que tenía que vender casas pero sabía que estaba haciendo algo mas. Creo que hoy, luego de todo ese tiempo me he dado cuenta después de ver “ The Greatest Showman” donde pude entender mi función en estos años. No es que no sabía. Es que realmente he disfrutado tanto mi trayectoria que hoy identifiqué la razón de mi presencia en los bienes raíces.

He acompañado a cientos de familias a lograr el sueño mas preciado, el de tener su casa propia, de alquilarse, de invertir, de comprar un bien inmueble. Los he acompañado en momentos tan especiales como cuando van a subir estatus en una nueva vivienda o cuando van a abrir su nueva oficina. Ahí todo es alegría. Es un momento donde todos brindan por el logro del esfuerzo familiar.

Asimismo he acompañado a muchos al momento de bajar su estatus y hacer los recortes necesarios para proteger a la familia. Cuando por fin se logra ya sea la venta o el alquiler en este nuevo lugar, se siente un gran alivio y acompañarles me trae una mezcla de sentimientos y emociones que solo en esos momentos de dificultad se puede decir que mi trabajo tiene un sentido real.

Hoy vi ” The greatest Showman”, un musical biográfico sobre la vida de  P.T. Barnum la cual es, desde mi mirada, un musical sin desperdicios. Lleno de alegrías, promesas, sueños por cumplir, aceptación al ser humano, miradas de complicidad, el afán de grandeza que muchas veces no lleva a nada y la importancia de volver a los orígenes y a la familia. La frase mas significativa y que me hizo ver mi propósito, se encuentra al final: ” El arte mas noble, es el de hacer felices a los demás.”

En estos casi 19 años o 228 meses o  6,935 días o 166,440  horas o 599,184,000 segundos que he estado en el sector inmobiliario, he acompañado a muchos a ser felices. He sido feliz acompañándolos junto a César mi compañero, esposo y cómplice RE/MAX y ayudar a cumplir muchos sueños.

Puede que el sentido de la película no sea este, pero todo lo que sentí: alegrías, valores,  tristezas, preocupaciones y molestias, felicidad y disfrute… un verdadero cocktail de emociones me hizo recordar que soy feliz haciendo felices a los demás.

Me siento honrada de que muchas familias, amigos, clientes entiendan que mi trabajo en RE/MAX es digno de estar junto a ellos en su decisión mas importante de invertir en su techo propio. Para mi, no es un trabajo. Es placer acompañarles. 

Gracias por estos 19 años. Vamos por mas!

EM